MI OPERACIÓN

Primeramente agradecer a mi esposa Rosaura el apoyo total desde el principio de todo el procedimiento, ayudándome a tomar la decisión adecuada, así como el de mi madre y hermanas que estuvieron pendientes de mi intervención y de mi familia y amigos que me animaron.

La intervención estaba programada para el día 29 de Octubre por la mañana, y llegué a las instalaciones a las 9:35 y en primer lugar fui recibido por Lucrecia, la asesora comercial que me hizo firmar los permisos burocráticos de intervención (en ningún caso ponía que no se responsabilizaban de nada, simplemente era un documento de comprobación de datos, y poco mas).

En seguida vino la doctora Angélica Bouret dándome paso a una sala contigua ya dentro de la zona de intervención, donde tenia una pequeña habitación para dejar mi ropa y ponerme una ropa precintada y aseptica compuesta de pantalón, camisón y cubre pies… Una vez cambiado accedí a la sala de peluquería donde previamente me presentaron a todo el equipo que ese día iba a acompañarme en intervención, y estaba compuesto por un total de 5 enfermeras, las cuales desempeñaban cada una de ellas las funciones que la doctora tenia prevista para ellas y que luego detallaré.

Ya en la peluquería, Angélica me hizo el diseño de la lineas de control de pelo tanto frontal como en la zona de la coronilla, que era donde iban a implantar el pelo y la primera enfermera (Sara) me rasuró el pelo completamente, dejandome impactado inicialmente por no haberme visto así nunca y totalmente feliz de haber tomado la decisión de hacerme el implante para no tener que en un futuro verme así ( aunque no me queda tan mal como creía).

El siguiente paso ya era entrar en Quirófano, y empezar la intervención, cuya técnica empleada es FUE-DHI ( Follicular Extraction Unit)

La técnica FUE consiste en la introducción de pequeños injertos de cuero cabelludo con las llamadas “unidades foliculares” (grupos de 1, 2, 3 o 4 folículos pilosos tal y como vienen determinados de forma natural). Podemos resumirlo en folículo por folículo.

Estos injertos se obtienen con anestesia local de la zona posterior y/o lateral del cuero cabelludo (lo que llamamos zonas donantes) y, tras prepararlos minuciosamente bajo el microscopio, son introducidos cuidadosamente mediante sistema DHI a través de introducción directa en las zonas calvas o alopécicas,  de escaso pelo,  que evolucionarían hacia la calvicie (o sea, las zonas receptoras). DHI son las siglas en inglés de Direct Hair Implantation, cuya traducción al español significa IMPLANTE CAPILAR DIRECTO.

Aquí ya empezó todo, y tumbado en la camilla boca abajo con la cabeza metida en un hueco preparado de la camilla, la doctora Angélica empezó a ponerme la anestesia, de una manera especifica pues previamente con un aparato sobre mi parte trasera de la cabeza notaba una vibración a la vez que iba ya introduciendo la anestesia mediante pinchazos y que apenas notaba, hasta que se quedo la zona donante totalmente anestesiada y sin dolor para mi. A partir de aquí todo empezó y con la ayuda ya de la enfermera Sara, entre las 2 se encargaban por un lado Angélica provista de una gafas especiales de aumento y usando un instrumento específico en forma de bolígrafo de apenas 0,7 mm cuya función era perforar el folículo en la forma de crecimiento del mismo (No siendo necesaria la apertura de canales o agujeros de incisión durante este proceso) y Sara de extraer con unas pinzas especificas y mucho cuidado cada folículo depositándolos en unos recipientes llamados placa de Petri provistos de suero y bajo frio (a temperatura no superior a 20º).. así durante mas 4 horas y mientras se extraían las unidades las demás enfermeras su función empezaba haciendo selección de los folículos en base a la cantidad de pelos que tenia cada uno de ellos para luego a la hora de implantarlos poder situarlos en el lugar adecuado y determinado por los Doctores.

Ya siendo las 15:00 y habiendo extraído las unidades determinadas (3000 uds) hicimos un parón breve para comer todos juntos y estirar piernas, brazos y de todo,,, y como si fuéramos una familia, tanto las enfermeras, como la doctora junto a el doctor Víctor que se unió en ese momento a la intervención teníamos preparados una zona con montón de comida y en apenas 30 minutos ya nos fuimos de nuevo al quirófano a la 2da parte de la intervención, donde me sorprendí gratamente lo bien que el equipo trabajó esta parte…

Previamente de nuevo se revisó la linea frontal para empezar a poner ya las unidades y ya en la camilla pero tumbado boca arriba, el trabajo empezaba a tomar sentido y sobretodo a sorprenderme pues el equipo se dividió, estando en un lado 2 enfermeras preparando las agujas de DHI dondee ponían folículo a folículo ya seleccionados por cantidad de pelos en cada implanter., otras 3 por el otro lado y tanto los doctores Angélica en la parte frontal como Víctor en la parte de atrás se encargaban de ir poniendo sin descanso durante mas de 3 horas las casi 3000 unidades previamente seleccionadas ( cada 7/8 segundos notaba como me introducían 2 unidades, una cada uno),, y lo sorprendente es que las enfermeras en ningún momento dejaban tregua a los doctores, ni estos tenían parones por falta de material… estaba todo super compenetrado. Por ultimo me extrajeron sangre y me hicieron un tratamiento llamado PRP

El tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas, PRPse realiza una pequeña extracción de sangre y se separan las fracciones plasmáticas mediante centrifugación controlada durante 9 minutos. A continuación se inyecta el “plasma rico en plaquetas” a nivel capilar para estimular su regeneración. El objetivo de esta terapia es favorecer, estimular o iniciar el proceso de cicatrización, regeneración o curación del tejido dañado

Durante toda la intervención prácticamente, cada momento estaban preguntándome si tenia algún dolor, lo que iban haciendo, incluso preguntas y respuestas coloquiales y del día a día que hicieron que las mas de 8 horas pasaran muy rápido y sobretodo dinámicas. En ningún momento estuve dormido, y mi mayor satisfacción vino cuando acabo todo y me vi al espejo como había quedado la intervención, y realmente aunque no lo creáis me emocioné bastante porque ya había conseguido mi objetivo inicial que tanto miedo y dudas me había hecho pasar, y contento por el trato, profesionalidad de todo el equipo, por las ganas que todos le pusieron que en todo momento no les faltó la sonrisa.

Ya siendo las 19:30 y vestido de nuevo con mi ropa me dieron las pautas a seguir estos días (medicación, refrescar zona con spray suero fisiológico cada 2 horas, y volver en 5 días para lavado pelo y revisión estado pelo)..

Indicar que en ningún momento me vi solo, ni desplazado, totalmente al contrario, que el equipo se despidió de mi afectuosamente como si de una familia se tratara y que tanto la doctora Angélica, como Lucrecia al día siguiente a primera hora me llamaron personalmente para ver como había pasado noche y como me encontraba, cosa que agradezco estar tan respaldado.